Construcción del personaje en narrativa
Juan Martín, Elvio Gandolfo, María Martoccia
y Alberto Laiseca
Coordinación y prólogo: Jorge Fondebrider


Introducción

Esta colección de ensayos breves tiene por objeto presentar las respuestas que algunos escritores encontraron para problemas concretos en el momento de llevar a cabo su trabajo. Los textos que la componen descartan la perspectiva académica. Privilegian —si cabe consignarlo así— la confesión de parte y se abocan a la presentación del problema en cuestión de acuerdo con el punto de vista particular de cada autor. Sin embargo, en algunas oportunidades, la reflexión sobre el trabajo propio supera la esfera meramente individual y sirve como excusa para conocer la opinión de los escritores convocados sobre los procedimientos ajenos. En ambos sentidos, su utilidad es enorme: los colegas encontrarán en las opiniones que siguen la posibilidad de confrontarse; la crítica, por su parte, probablemente acceda a los elementos presentes como claves en las distintas modalidades de trabajo; por último, los lectores en general y los jóvenes que despuntan en la literatura, podrán conocer de primera mano algunos de los gajes del oficio de escritor.
Las exposiciones que siguen —cuyo hilo conductor es la construcción del personaje en la narrativa— revelan, entre otras cosas, la incidencia de lo autobiográfico y las muchas maneras de trabajar sobre ese material. Esta circunstancia no fue prevista ni mucho menos impuesta con anterioridad: los autores —quienes fueron elegidos en función de sus diferentes y respectivos modos de narrar— tuvieron apenas el título del volumen como único enunciado sobre el cual trabajar. Aunque a todos resulte por demás evidente que el tema no se agota en sus puntos de vista, es claro que los mismos sirven para instalar un principio de saludable discusión generalmente ausente de las muchas actividades que giran alrededor de los actos públicos que conforman la vida literaria. En este sentido, la utilidad de la labor llevada a cabo en este libro está plenamente justificada.

Jorge Fondebrider